Hasta este medio día SENAPRED confirmó más de 1.200 hectáreas de bosque de pino y matorrales consumidas por las llamas en el incendio que continúa con alerta roja. 5 viviendas resultaron dañadas, 3 bodegas, 7 vehículos, además de animales. “Nosotros estamos con nuestros equipos en terreno catastrando las primeras necesidades, agua para el consumo de las personas y sus animales, alimentos, forraje entre otros.

Esperemos que durante esta jornada los equipos de emergencia liderados por SENAPRED y CONAF puedan confinar este incendio que ha provocado daños en nuestra comunidad. Desde la Municipalidad dispusimos de recursos de emergencia al igual que el Gobierno Regional para ir en ayuda de quienes hoy lo necesitan. Agradecemos el trabajo de Bomberos que ha logrado proteger vidas y bienes y de todos los brigadistas que están trabajando en esta emergencia”, dijo el alcalde Jorge Ignacio Silva.

Comparte tu opinión con nosotros

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí